La unión de dos horizontes tan lejanos como próximos, donde la enamoradiza playa de Silpana, cubre todo de dulzura de Norte a Sur

miércoles, 30 de diciembre de 2009

El frio norte y el cálido sur,unidos por el mismo destino

El día amaneció como todos,sin prisas,se desperezaba lentamente,olvidando el efímero reinado de la noche.Mi cuerpo aletargado,soñoliento,bajo los efluvios aún de morpheo,recuperaba la vida al compás de un café siempre caliente.El café solo y sin azúcar.Las buenas costumbres no deben cambiarse,mucho menos perderse.Me senté,enfrente de este portátil que en numerosas ocasiones da tanta vida como te la quita, lo encendí,esperé,otro sorbo del negro café,el primero del día,el día es largo para los que se arropan de la soledad.Esta soledad,se comparte mejor,con el humo candente, incesante,de este fiel y a veces amargo compañero.
La pantalla cobró vida,iluminó mi mente, abrió el balcón de mis sueños y de mis pesadillas,mi cerebro se puso en funcionamiento, venció la anarquia invernal,y si, ahí estabas tú,siempre tú,en forma de mensaje,impaciente como un niño en vísperas de su mágica noche,mi mano temblaba, el ratón nervioso.....

3 comentarios:

  1. Mientras un sorbo de café es degustado sabrosamente por estos agrietados labios...., te leo y con cierta emoción, te comento y te digo.....¡¡¡¡es precioso!!!....


    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Pero qué bonitoooooo...Me encanta esta idea...¿Se admiten acompañantes? Porque si algún día os apetece, yo también puedo dejaros mis letras...

    Muchos besitos.

    ResponderEliminar